Si quieres que tu relato se oiga en este blog, envíalo a través de este formulario.

viernes, 26 de febrero de 2016

Tengo tanto frío.



Relatos Largos.
Cuando Humberto Dib presentó en Sevilla su último libro, Ecos de la nada, me comentó la historia de este relato que os traemos hoy, Tengotanto frío. Quedé a la espera de su publicación en el blog porque sospechaba que contenía todos los ingredientes que hacen que de cabeza vayamos a por él.
Graciela se queda una noche a cuidar a su vecina del 4ºA, doña Matilde, a instancias de sus dos hijos...

Ficha de audio:
Texto: Humberto Dib.
Graciela: Antonia Zurera.
Hijo: Javier Merchante.
Doña Matilde: Pilar Valdés.
Duración: 11:25.

Todos los relatos de esta categoría con sus textos, aquí.


17 comentarios:

Sabrina dijo...

Soy seguidora y fan de Humberto desde hace mucho tiempo y conozco este blog porque interpretan su obra como yo misma la imagino.
Humberto ha dado un vuelco innovador con este cuento creo que se va a animar a dar todo su potencial que lo tiene.
Me ha gustado mucho escuchar el relato, la voz de la anciana me hizo acordar a la voz del Golum ese personaje del señor de los anillos, se me ponía la piel de gallina!!
Felicitaciones a todos los participantes!!
Un abrazo.

Javier Merchante dijo...

Gracias, Sabrina, en nombre del equipo. Él, no se considera un escritor de micro relatos y en este cuento demuestra que se mueve perfectamente desarrolando un personaje -Graciela- y exprimiendo una situación. Vuelve cuando quieras, tenemos una carta de vinos muy variada.
Un abrazo.

Mª Rosa dijo...

Hola Javier, ayer entré en tu blog por recomendación de Humberto, la verdad es que he quedado gratamente sorprendida, tienes un cuadro de actores magnifico, me ha encantado la interpretación de Antonia Zurera en el papel de Graciela, puedo decir que si antes había disfrutado la historia de Matilde y Graciela, ahora después de esa interpretación, ya ni te cuento. Me gusta mucho el estilo de tu blog y ten por seguro que me pasaré por aquí más de una vez. Enhorabuena a todo el equipo por la bonita labor que hacéis. Un abrazo

Anna Jorba Ricart dijo...

Realmente el texto realza la voz y la voz al texto. Enhorabuena a Humberto y a la Taberna del Callao. Muy buen trabajo. Saludos.

Javier Merchante dijo...

Gracias Mª Rosa, gracias Anna.Realmente,como tú dices Mª Rosa, tengo un cuadro de actores magnífico; compañeros del teatro y el doblaje que se prestan generosamente a hacer realidad esta locura de sembrar audio por la Red.
En cuanto al texto, Anna, al ser en primera persona hay más posibilidades para el actor ya que puede construír un personaje. Da más juego. Las dos lo tuvieron complicado: Antonia, para dar el tipo de una maruja curiosona de comportamientos un tanto oscuros; y Pilar, al construír una vieja terminal inquietant, contando la actriz con cuarenta pico de años y haciendo toda su vida a niños en doblaje.
Muchas gracias por vuestra visita.

José Fernández del Vallado dijo...

Soy amigo personal de Humberto Dib y solo puedo añadir que me habéis dejado de una pieza.
Conozco bien el talento de Humberto como escritor. Lo que desconocía era que hubiera profesionales de la talla y talento que aquí demostráis.
Un placer. He disfrutado el relato como si estuviera ahí, lo cual ya me había pasado antes con Humberto. Pero en esta ocasión ha sido incluso... mejor o diferente. Ha sido una auténtica obra fílmica o teatral!!

Un abrazo.

José

Javier Merchante dijo...

Eres muy amable,Jose. Gracias por tus palabras. Al escribir en audio una historia, la música y los efectos -en su selección e intensidad- forman la paleta de colores, junto con la interpretación, que utilizamos para traducir en imágines y atmósferas lo que la historia nos sugiere.
Puedes llegar a sugerir otra historia distinta a la oficial que se está contando, que iría por debajo, con sólo con cuatro sonidos. Y que oyente no se dé cuenta; quedaría como un juego secreto de mezcla.
Alguien puede pensar que cerramos el final abierto y confuso que sugiere Humberto. Pero no es así. Hay una clave sonora que junto con los efectos de cierre insinúan otra historia subterranea que transcurre mientras Graciela cuenta la historia. El cierre está en clave y tiene más que ver con a quién Graciela cuenta la historia que con la muerte de doña Matilde. Todo eso está oculto y forma parte del secreto de grabación y mezcla.
Como ves, un juego.
Un abrazo.

Humberto Dib dijo...

Fue una sucesión de hechos (para mí) maravillosos, desde el momento en que el relato nació en un tren de Madrid a Bilbao, todo el proceso de corrección para que tuviera el tono adecuado, el momento en que te conté sobre él aquella noche en Sevilla y finalmente escucharlo aquí, exactamente como lo tenía en mi mente, pues, te confieso, ahora suena como yo lo imaginaba, antes era sólo una idea, una aproximación a lo perfecto.
No sé si te dije que me encantan estas colaboraciones mutuas.
Muchas gracias a ti, Javier, y a todo el equipo de la Taberna, para mí es un honor que profesionales así interpreten un relato mío.
Un fuerte abrazo.
HD

Javier Merchante dijo...

No recuerdo si hablamos de las colaboraciones, Humberto. Recuerdo que a mí me faltó una copa más de tinto y que era martes; tan tarde para una ciudad de provincias que ni los gatos querían salir a buscar las raspas. Pero está claro que a los dos nos gustan las colaboraciones. Que no nos falten. Ya sabes, yo voy detrás, siempre con tu permiso.
Un abrazo.

Ricardo Arévalo dijo...

Magnífico trabajo!!
Yo escuché primero el audio y después vi el escrito en el blog de Humberto. Creo que ustedes hacen un equipo espectacular, no dejen de crecer juntos. Sería grandioso que hubiera mas blogs como los de ustedes, profesionales con todas las letras.
Un abrazo desde el sur.

Javier Merchante dijo...

Muchas gracias, Ricardo. Eres muy generoso.
Un abrazo.

Maite S.R dijo...

Sensacional interpretación para este relato, y no menos sensacional relato de Humberto Dib. Las descripciones atrapan desde el primer momento y lo habéis contado con tanto brío, gracia y hasta misterio que me he quedado alelada. Música, voz, ambientación y literatura de primera.

Un placer, seguiré escuchándoos

Maite Sánchez (Volarela)

Javier Merchante dijo...

Muchas gracias, Maite, en nombre del trío que puso en pie el relato de Humberto. Gracias por tu visita y tus palabras.
Salu2

Estrella Roja dijo...

Cada detalle está cuidado, una sociedad excepcional..
Soy admiradora de Humberto, y ya lo soy de este blog, la número 100!!!
Un saludo cordial.

Javier Merchante dijo...

Ole, la número cien!!! Gracias, Estrella roja. Bienvenida. :)
Salu2.

Luis Molina dijo...

Como te dijera alguna vez, ustedes son un conjunción espectacular, de Humberto no hay más nada que decir, es un genio, pera la interpretación es grandiosa,no caben más elogios amigo.
Excelso trabajo.
Te envié un abrazo en mi nombre con nuestro amigo, pero imagino que con la vorágine del viaje lo olvidó.
Un gran abrazo y las felicitaciones a tu equipo que logran maravillas.

Javier Merchante dijo...

Hola, Luis. No lo olvidó. Me dio tus saludos expresamente y creo que tenéis pendiente un día de caña y anzuelo. No sabía que andabais con esas aficiones. Un abrazo.