Si quieres que tu relato se oiga en este blog, envíalo a través de este formulario.

martes, 30 de enero de 2018

Loca venganza


Loca venganza.

Historias mínimas.
Miguel Ángel Molina López es licenciado en Química y se dedica a la enseñanza. Los números, las fórmulas y las reacciones químicas son las que le dan de comer, pero hace cuatro años descubrió su afición por la escritura y los microrrelatos, y desde entonces no ha parado. Además de en su blog En 99 palabras, algunos de sus textos han aparecido publicados en revistas literarias, y otros en antologías colectivas, la última de ellas De antología (la logia del microrrelato) publicada por la editorial Talentura en mayo de 2013. Su primer libro en solitario es 99X99 Microrrelatos a medida (Tenerife 2.016).”

Fuente de la entrada y texto del relato, aquí.

Ficha de grabación:
Narrador: Javier Merchante.
Música: Esther García.
Duración: 1:43.

Todos los relatos y textos de esta categoría reunidos, aquí.





Loca venganza.
(Miguel Ángel Molina López)

Tras varios meses de hospitalización recibió el alta. Aunque físicamente estaba bien, psicológicamente la herida seguía abierta. Tardó bastante tiempo en salir a la calle, pero cuando se decidió, el destino hizo que se topara con el salvaje que casi le arrebata la vida por un portátil y calderilla.
Le siguió hasta un callejón. Un adoquín, junto a la rabia acumulada, transformó aquel rostro odiado en una masa deforme y sanguinolenta. De vuelta a casa, soboreando su venganza, se cruzó con un compro-oro y le vio, miró al vendedor ambulante y le vio, observó al taxista y le vio.



miércoles, 10 de enero de 2018

Entre fogones


Historias Mínimas.
Trinidad Grande Pardo. Nació en Dortmund Hörde, Alemania, en 1963, aunque vive en España desde los 11 años. Ha publicado un libro de haikus y prosa. Entre otros, obtuvo en 2012 el primer premio en el concurso “Micro-relato Trujillo” con su texto “Viernes”.

Ficha de audio:
Texto: Trinidad Grande Pardo.
Narradora: Antonia Zurera.
Música: Whiteyes.

Todos los relatos de esta categoría reunidos, aquí.



Entre fogones.
(Trinidad Grande Pardo)

Con esa cara que anuncia la peor de las noticias llega él y, apoyando el cuerpo cansado en el quicio de la puerta y los ojos mojados en el suelo de la cocina, me lo dice con la voz ya casi en la calle. Después no sé cómo definir su rostro, pero creo que nunca antes deseó tanto ser pájaro para escapar volando por la ventana abierta junto al humo que sale de la olla. Se queda callado, sin mirarme, quizás por eso le coge por sorpresa mi risa alegre. Río feliz y aliviada, me esperaba lo peor. Lo que ha venido a decirme ahora, al cabo de la vida, es que no me quiere.
Amor mío, y qué importa eso, si durante la vida entera ya nos quise yo por los dos; vete tranquilo a preparar la maleta y, si aún te queda tiempo, comamos juntos, la comida está lista.