Si quieres que tu relato se oiga en este blog, envíalo a través de este formulario.

sábado, 14 de diciembre de 2013

El caballero.



Relatos largos.

En El caballero encontramos bien reflejados dos aspectos definitorios de la literatura de Cunqueiro: un lenguaje extraordinario lleno de matices y la sucesión de ficciones de carácter fantástico que se van desgranado vertiginosamente.
Álvaro Cunqueiro incorpora varias narraciones que van entrelazándose en una sucesión inagotable de fantasías contadas al estilo caballeresco: la del caballero don Leonís, narrador de las historias; su señor, casado con una mujer diríase de cristal que acabó rompiéndose; Lanzarote, que engendró gemelos, Sibila y Silván, sobre los que se profetizó que seguirían el destino de Tamar y Amon, por lo que fueron separados; el torneo que dieciséis años más tarde se convocó para conceder la mano de Sibilia y que ganó un Doncel Desconocido que resultó ser Silván; el encuentro amoroso que ambos tuvieron la noche previa a los esponsales fruto de la cual engendrarían un niño; el conocimiento en la intimidad de la ceremonia de su parentesco lo que les obliga a su alejamiento; el descubrimiento por don Leonís de los amores que Silván mantiene con una estatua en figura de doña Sibila que cobra vida por la noche; y las consecuencias que tal hecho supone para su integridad física, perseguido desde entonces por una jauría de perros.

Reparto:
Don Leonís: Chema delBarco.
Barquero: Javier Merchante.
Juan: Joaquín Foncueva.
Madalena: Maite Benítez.
Todos los relatos de esta categoría reunidos, aquí.

4 comentarios:

Arturo dijo...

A todo el equipo: muchas felicitaciones.
Muy buena representación de las historias, el ritmo no decae y la atención del oyente se ve gratificada por las voces y efectos de sonido.
Un gran abrazo

Javier Merchante dijo...

Gracias, Arturo, en nombre de todos. Un abrazo también para ti desde esta orilla y agradecido por dejar tu comentario.

Ximens dijo...

Lo he disfrutado como cuando de pequeño oíamos cuentos en la radio. Dos audiciones para no perderme nada. Felicidades por el trabajo y gracias por el regalo.

Javier Merchante dijo...

Gracias, Javier. La verdad es que sabemos que las duraciones que manejamos para los relatos largos, en estos tiempos que corren, espantan. Además,si se trata de un microrrelatista, se siente ofendido y ni pulsa el play; huye despavorido. ¡Has sido un valiente!
Pero, como no vendemos nada, nosotros nos damos el gusto de hacer lo que nos apetece.
Un abrazo y gracias por tu comentario.